domingo, 29 de enero de 2017

Las "Tarjetas Black" de Media Markt, banalizando la corrupción




Hace unos días hablaba con un compañero de trabajo y me comentó que en Media Markt estaban haciendo una promoción usando el concepto de "tarjetas black". Al principio no podía creérmelo. No es que pensara que la empresa no fuera perfectamente capaz de banalizar algo tan serio como es la corrupción, de convertir en un tópico humorístico perfectamente homologable al mundo del márketing un asunto tan doloroso como es que representantes corruptos a sueldo de nuestros impuestos tuviesen acceso a tarjetas "black", y encima que dichas tarjetas se concedieran a través de una entidad bancaria rescatada también con nuestros impuestos. Eso no era lo raro, la empresa Media Markt se caracteriza precisamente por tener muy pocos escrúpulos en sus prácticas comerciales. Cuando hacen el "día sin IVA" o cuando tienen cualquier tipo de promoción usan publicidad muy agresiva y que aparece a todas horas en todos los medios de comunicación al alcance del consumidor, y siempre se vanaglorian de reventar precios y de ser los más baratos aunque muchos de sus productos dejen bastante que desear en su calidad, dando disgustos a más de uno. Ya sabemos cómo son, no me escandaliza que Media Markt normalice y banalice la corrupción, presentándola como algo normal e incluso divertido. Lo que me escandalizó y me hizo frotarme los ojos con incredulidad es que no hubiera oído a nadie más hablar del tema ni quejarse por ello, y lo peor de todo es que en casi un mes que lleva la promoción en curso no he oído a nadie más quejarse, aparte de mi compañero de trabajo y yo mismo.

No he leído ni un solo artículo sobre el tema en ningún periódico ni revista, ni tampoco en internet. No he visto ni un solo twitt, ni un solo comentario en muro de facebook que hable sobre ello. ¿Por qué nadie más se ha indignado? O si es realmente el caso (porque quiero pensar que no soy el único a quien le indigna semejante desfachatez), ¿por qué absolutamente nadie ha denunciado el tema?

Usar el tema de las tarjetas black, y anunciarlo como una manera de poder sentirse "un pez gordo" pertenece a uno de los problemas sociales más graves que tenemos en el sur de Europa. En algunas culturas, como en los países nórdicos o en Asia, detestan a los corruptos, los odian, los someten a humillación pública o incluso sus prácticas están penadas con la muerte. En cambio, aquí por lo que parece, lejos de odiar a los corruptos, se les envidia. Ya se dice que los representantes son un reflejo del pueblo a quien gobiernan, y que un pueblo corrupto elige a corruptos, pero estoy empezando a pensar que el problema es aún más serio. Pese a las numerosas denuncias contra la corrupción y al excelente trabajo de numerosos periodistas destapando elaboradas tramas de robo de dinero público y evasión de impuestos, pese a la creciente preocupación por parte de los nuevos políticos progresistas de evitar dichas prácticas, la corrupción sigue normalizada, y parece que cada vez más. Parece que lejos de aumentar el nivel de indignación, la información sobre dichas tramas las ha "popularizado", las ha convertido en algo similar a un meme. En el imaginario colectivo, el político es necesariamente un ser corrupto, como el león es un animal fiero o el perro es un compañero fiel. Por eso, en la lógica cuñadesca, todos los políticos son corruptos aunque se demuestre lo contrario, y si no lo son ya lo serán algún día, y por eso votar a los de siempre o a los que no combaten la corrupción está completamente justificado.

En fin. Ignoro si dicha promoción de Media Markt ha tenido una buena acogida o no. Quizás estoy hablando desde el desconocimiento, y sí que ha habido quejas sonoras, o incluso quizás la promoción ha sido un fracaso y muchos ex-clientes indignados no volverán a poner un pie en Media Markt después de haber sido testigos de una campaña tan insultante. Quizás los cerdos vuelen, no lo sé. El caso es que nunca he visto a ningún cerdo volar, ni tampoco he visto a nadie más quejarse o escribir sobre esa campaña publicitaria. Quizás esté rodeado de locos, o quizás el loco sea yo. Lo dicho, lo ignoro.

ECG.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada